miércoles, 31 de enero de 2007

Detergente

Ya se que es largo pero merece la pena leerlo!
[Aviso para torquemadas culturales: este artículo es una intertextualización actualizada de una escena ficticia relatada por R.T. Naylor en 1990. Por supuesto no se ha pedido permiso expreso ni impreso para su publicación. Para rubricar esta tesis, el arriba firmante se declara firme partidario de la tradición republicana: publicar y re-publicar y re-publicar.
El propio Naylor se autoplagió. Se apoya asimismo la campaña a favor de la lectura que está llevando a cabo el Ministerio de Educación: a más páginas editadas y árboles talados, mayores probabilidades de que el pueblo soberano lea y abandone la visión de programas televisivos del género cardiaco.]Si entiendo bien, señor Juan Pueblo, usted tiene unos millones de dinero negro y quiere gastarlos. Y ha recurrido a mi oficina en busca de un consejo, ¿no es así? Quien le recomienda es uno de nuestros clientes preferenciales.
Lo primero que tengo que decir es: perfecto, no se ponga nervioso. Quizás habrá oído, habrá leído, de los peligros de tener dinero que no paga impuestos. Pero nada de ese eso cierto. No hay ningún peligro. Ha ido a parar con la persona apropiada en el momento justo en el que se abre todo un abanico de oportunidades en el maravilloso mundo de los mercados financieros mundiales. Y a precios económicos, ¿eh?
Permítame unos minutos para explicarle. Póngase cómodo, desabróchese la corbata, coloque los pies sobre su mesa de caoba... Preciosa, por cierto. Le felicito. Póngase cómodo y escúcheme. Tengo lo que necesita.No, no, no hace falta que me diga nada sobre el origen del dinero. No se preocupe, no queremos más datos. No somos la inquisición. Para eso ya están otros. Aquí sólo ayudamos a gastarlo. Y usted tiene una mujer que satisfacer, unos hijos a los que darles educación. Quizás una amante. Merece unas vacaciones. Gastar un dinero que seguro que le ha costado mucho sudor ganarlo. El ingreso corre de su cuenta. Los amigos de nuestros amigos son amigos. Nos da igual de dónde proceda su dinero.
No nos importa si ha ganado ese dinero vendiendo drogas a las puertas de las escuelas, si es el resultado de la venta de armas a los paramilitares colombianos o a los francotiradores bosnios, si lo que obtenido recalificando unos terrenos en su pueblo, que lo haya obtenido haciendo horas extra en el tajo sin garantías de seguridad o trabajando los fines de semana como canguro. Ése es su problema. Yo trabajo a comisión. No me vendo a nadie, ni a las revistas del corazón ni a los servicios de información. Sólo a usted.El único requisito que pedimos a nuestros clientes es que tengan la voluntad de negarse a que una pandilla de politicastros corruptos tomen al asalto su dinero. Ése es nuestro negocio. Sí, claro, eso lo piensan todos. Pero nosotros sólo tratamos con los elegidos que pueden hacer realidad sus sueños. Usted ha demostrado que tiene ese don. Su dinero demuestra su talento. Pero ni tan siquiera todos los que tienen dinero son capaces de liberarse de la pesada carga de Hacienda. No nos ofrecemos a cualquiera. Nada de anuncios. Sólo el boca a boca nos sirve. Si todo el mundo se entera, se acabó el negocio.
Nuestro negocio es que haya muchos que no puedan escapar de la red del estado, ya sea por falta de talento o porque no le ha contactado la persona apropiada.Somos una especie de secta del beneficio ilimitado, ¿me entiende? Una ONG: Ricos Sin Fronteras. La lista de nuestros clientes es larga: estrellas rutilantes de la bolsa, empresarios vestidos de Armani, trajes a medida, constructores, concejales de urbanismo, futbolistas... Ganadores natos, en suma. La flor y la nata de la clase empresarial del país. Ni la extracción social ni el pasaporte son un obstáculo. Cuando todo se compra y se vende en el mundo, ¡cómo andar pensando en pasaportes! El dinero no tiene nacionalidad. El racismo es cosa del pasado. Nosotros hacemos negocios con gente de todo el mundo. Lo mismo nos dan políticos sudamericanos de flema inglesa y verborrea ultra-nacionalista que miembros del espionaje internacional, americanos rosas como cerdos o militares de países pobres. Los petrodólares, por supuesto.
Como ve, no sólo somos una ONG sino que, además, somos una multinacional.Bueno, al tajo pues. No he venido a hablar de mí sino de lo que usted puede hacer con su dinero. Supongo que usted quiere gastar el dinero aquí, en el país donde vive. ¿Me equivoco? ¡Ajá! También habrá disponibilidad para las vacaciones, no se preocupe. Si le gusta vivir apegado a su dinero y está temeroso de las finanzas internacionales, vayamos a lo típico. Puede correr con el dinero a su banco, incluso en cajas de zapatos, no habrá mucho problema. Matemáticamente tiene más posibilidades de que le toque la lotería que de que le abran una investigación por blanqueo. Aunque no juegue. Apenas una docena de casos al año. Ni la poli tiene el personal necesario ni están interesados en usted. Pero puede evitarse pasar por el banco. Bienes que valgan mucho y puedan pagarse en efectivo. Joyas, coches antiguos, cuadros... Billetes de lotería. La lista es larga.¿Casas? Hombre, nos salió el ramalazo nacionalista. Es una opción de pobres. Usted no vive en Vallecas... Y además, ¿para qué quiere tener varios pisos? No tiene sentido: no puede ocuparlos todos a la vez. Sale más barato ir alquilándolos sucesivamente. Y puede pagarlo en efectivo. No tienen liquidez: hacer caja con las casas es complicado y se corre el riesgo de perder parte de la inversión si se necesita el dinero de manera apremiante. Pagan impuestos, comunidad, seguros, reparaciones... Cuesta dinero mantener la inversión. Tampoco se pueden mover.
No siguen el ritmo de un ganador como usted que conoce el mundo como la palma de su mano. Si no se pueden mover, son también difíciles pueden esconder a los malos. Llaman la atención de la gente y atraen la envidia como la miel a las moscas. Después viene la policía y, en el peor de los casos, los periódicos. Roldán, Sito Miñanco, Pazo Baion... Le suenan, ¿verdad?Si tiene una empresa, existen personas que emiten facturas falsas. Le costará caro. Y tratará con tanta gente indeseable. La peor calaña del mundo de la empresa. Al final algún cagón irá corriendo a los malos. Tampoco hay muchas probabilidades de que le pillen si maquilla su datos, infla las facturas o se vende a sí mismo. Pero, claro, en todos los casos, la amenaza se mantiene: Hacienda estará allí para pegarle un buen bocado. Circulan por ahí una serie de bufetes que se vanaglorian de ser capaces de llegar a arreglos con Hacienda. Pero a veces el remedio sale más caro que la enfermedad.Pero se lo digo sinceramente: existen opciones más baratas y más simples de gastar su dinero sin necesidad de moverse de la silla y de sudar frío por las noches pensando que viene el coco fiscal. Y ahí siempre lo que hay que hacer es mover su dinero por el mundo. Para que se airee. Ya huele a naftalina... Démosle libertad. Tiene que ver mundo. ¿O que usted se preocupa más de su perro que de su dinero? Precisamente su dinero vendrá a casa como un perrito fiel tras pasar unas vacaciones de lujo en algunos de los sitios más exóticos del planeta. Y lo más importante: sin pulgas. Y sin necesidad de que lo lave cuando llega a casa.
Lo primero que necesito saber es... ¿Pesetas o dólares? Umm, problemas. Es fácil mover dólares, la moneda del mundo. Pero las pesetas... Sacas una maleta Samsonite llena de príncipes y se ríen de ti a la cara por ahí fuera. Los confunden con dinero falso. O lo peor, se imaginan que son de alguna república bananera. No se puede ir lejos con pesetas. Con los euros la cosa cambiará. El euro: rey del mambo. Tratando de igual a igual su dinero con los dólares americanos. Pero aún estamos aquí.Algunos lugares poco recomendables aceptan conservar el dinero en pesetas. Pero no compensa: demasiado riesgo para poco beneficio. Lo mejor es cambiarlo inmediatamente a dólares. Además, cuando se cambia una cantidad importante, la comisión ni se nota. Puede dividirlo en pequeñas cantidades e ir cambiándolo en bancos y casas de cambio. Pero es un coñazo. Usted lo que menos dispone es de tiempo para hacer estas cosas. ¿O no es así? Hay algunas casas de cambio que, por una módica cantidad, se encargan de no reportar nada a la poli o de esconder su nombre. Pero tampoco es necesario. Ya tendremos tiene de cambiar el dinero más adelante. Ahora lo importante es poner el dinero fuera del alcance de los chismosos.Nooo. Creo que usted no se ha enterado que ha llegado la revolución financiera internacional. Sacar los fajos de billetes en los neumáticos del coche es el Atapuerca del dinero. Mucho volumen, muchas posibilidades de que alguien pregunte estupideces. ¿Nunca oyó el caso del que se le accidentó el coche en Francia? Siniestro total. Lo peor es que cuando se despertó en el hospital su dinero se había esfumado. Además, trasladar todo el dinero en una maleta cuesta una cantidad que no merece que se pague.Mejor, compre algo que ocupe poco espacio y que sea muy líquido, que se pueda comprar y vender fácilmente. Compre diamantes, acciones, bonos del Tesoro americano, bearer bonds, un cuadro de Picasso, cheques de viaje. Cualquier cosa cara que ocupe poco espacio es buena. ¿Qué tal sellos? No, pero ésos no, por supuesto. Los caros, hombre. Algunas excepciones a esta regla general: las armas, el oro y las drogas. Son fácilmente convertibles, hacerlas efectivo. Eso las hace buenas. Pero hacen cantar a los perros y al detector de metales del aeropuerto. Olvídelas.Meta sus nuevos "medios de pago de aceptación universal" en un maletín y compre un billete hacia donde quiera. Luego hablaremos del destino. ¿Que le da miedo? Hay bancos que ofrecen este servicio de correo. Pero le sale muy caro para el servicio que le presta: ahorrarse dos horas de nervios que ni tan siquiera lo merecen. No sea hipocondriaco: ningún aduanero va a prestar atención a una bolsa con papeles. Son los apuntes que le lleva a su hijo que estudia en una universidad extranjera. ¿Qué lo puede perder? Bueno, existen seguros que garantizan que llegue a buen puerto.Si su dinero haría ponerse nervioso incluso al banquero más experimentado, se puede evitar el viaje. Vaya a un banco, preferentemente extranjero, de nombre raro. Sección de banca privada, máxima discreción, servicio superior. En teoría se supone que están controlados por las autoridades de donde está la matriz. En la práctica, los unos por los otros, la casa sin barrer. Algunos bancos incluso se consideran exentos de hacer declaraciones de transacciones sospechosas para sus sucursales en cualquier otro lado. Entonces podrá incluso meter todo el dinero de golpe en el banco y sacarlo del país en un solo segundo sin riesgos. O recurra al sistema financiero no bancario, donde los controles son casi inexistentes. Las casas de cambio, por ejemplo, que tanto han proliferado últimamente. Dicen que es por lo de los inmigrantes.Una vez que su dinero llegue a cualquier país de destino, ya todo lo que haga será legal.
Tampoco es probable que hubiese cometido ninguna ilegalidad hasta este momento. A lo más, a lo más, es alegal, es decir, ni chicha ni limoná. Sólo si su dinero es más negro que el carbón habría que malgastar su tiempo para preocuparse. El dinero gris y el azabache son, para cualquier gobierno, inversión extranjera. Y los gobiernos se ponen frenéticos, se excitan muchísimo, cuando oyen hablar de la inversión extranjera. Les gusta. Estimado amigo, acaba de convertirse en un excelentísimo señor inversor internacional.Es sencillo. Toc, toc, ¿es cualquier lugar del mundo? Sí, aquí el banco tal. Quiero abrir una cuenta para no residentes. ¿Cuánto? Perfecto, pase a hablar con nuestro director. Excelente, ¿quiere un puro cubano de contrabando, Chivas...? No, quiero una tarjeta de crédito y un talonario de cheques. Smith, tráigame una tarjeta platino y un talonario de cheques para el señor en cinco minutos. ¿Que le pareció el país? Aquí tiene su talonario, señor. Encantado de conocerle. También puede ahorrarse este diálogo de besugos y dejar que otro, preferentemente un banco, lo haga por usted. Pero a todo el mundo le gusta el jabón. ¿O no? Además, a usted seguro que le gusta ver donde va su dinero de vacaciones. Y en algunos casos, "cualquier lugar del mundo" es un sitio realmente paradisiaco.Con la visa y la chequera, ya podemos funcionar en cualquier lugar del mismo y gastar a discreción. Es dinero libre de polvo, impuestos, paja y la incordiosa presencia de la pasma. Más rápido que Seur 8:30. Al instante. La banca por Internet, que ofrecen ya la mayor parte de bancos del mundo, incluso los más pequeños, le permitirá mantener un estricto control de sus números y hacer operaciones más complejas. Pero deje que su asesor de banca privada se encargue de eso. Son de confianza. No se preocupe.La decisión clave en este negocio es: ¿dónde está ese "cualquier lugar del mundo"? En realidad, cuando digo "cualquier lugar del mundo" es porque "cualquier lugar del mundo" sirve. Pero hay categorías. Todo depende del grado de dos variables: el porcentaje que quiera pagar a diversos fiscos e intermediarios y el anonimato que usted desee o necesite. Por el lado de Hacienda, hay que tener cuidado: no vaya a ser que salgamos de Guatemala a Guatepeor. Esto es ingeniería fiscal tradicional. Con una calculadora y un boli puede arreglárselas para esto. Hasta su triste gestor puede hacerlo. Todos los gobiernos publican su listado de impuestos con sus correspondientes tratados de doble tributación.Por el lado del anonimato, que es lo que a usted y a mí nos interesa, tampoco hay mucho problema, pero hay que conocer mucho más el mercado. Al final, como dicen los famosos de la tele, uno no sale en los papeles si no quiere. El anonimato es como una cebolla, las podemos tener con pocas capas pero gordas o muchas pero finas. En el centro de su cebolla están agazapados usted y su dinero. Pero en el caso del dinero, las capas no implica que no puedan salir. Esto no es un encierro sino la libertad. A más capas, más capacidad para la omnipresencia. Nosotros tenemos todo tipo de cebollas. Tenemos cebollas del tamaño de la luna. Para cada tipo cebolla hay un lugar más apropiado. Unos tienen el terreno más fértil, otros tienen riego por goteo, algunos utilizan fertilizantes intensivos.
Lo extraordinario del mundo financiero es que el anonimato no supone más gastos sino al revés. Por lo general ambas van de la mano: a más anonimato, menos gastos.Cierto, la identificación de su cuenta es personal. Por desgracia. Ésa es precisamente la primera capa de nuestra cebolla. Su nombre aparece en la tarjeta y los talonarios. En el mejor de los casos podrá ponerlos a nombre de su empresa, si la tiene. Pero la policía puede rastrearle rápidamente hasta el Registro de la Propiedad más cercano. No se preocupe, esto sólo sucederá si gasta usted sin cabeza. Y en cualquier caso: vale, saben que usted gasta lo que no le corresponde. ¿Y? Ningún tratado contempla que una sospecha permita pedir los datos a un banco extranjero, salvo un cogollito de países mínimo. ¿Que se la encuentran en su cartera durante la detención? No era mía.Pongámonos en el peor de los escenarios: que consigen poner en marcha la maquinaria de la justicia contra usted. Entonces la requisitoria de sus datos pasará por las mesas de un montón de burócratas: embajadas, jueces, secretarias de jueces, polis y algún que otro político. Siempre habrá alguna mesa que tenga imán e impida que pase a la siguiente. Por los motivos más diversos. La corrupción es tan solo una. Una que usted o algún amigo podrán facilitar. La gente importante siempre tenemos amigos influyentes, ¿verdad? Si llega al final se encontrará en la mayor parte de los países con el secreto bancario: no es legal que el banco proporcione los datos de ningún cliente. Si no hay secreto bancario, tampoco se preocupe. No es probable que haya cooperación judicial para el asunto que a usted precisamente le afecta. Por ejemplo, la evasión fiscal. Digamos que, sin hacer nada que sacar el dinero, ya ha impedido que le quiten su dinero.Pero piénselo dos veces. ¿Para qué necesita poner su nombre en la visa y ponerles las cosas fáciles a la policía? Al fin y al cabo, usted va a utilizarlos para comprar, no a fardar. La solución: cuentas numeradas. Ya, ya, ya sé que todas las cuentas tienen un número. Pero en algunos países las cuentas sólo tienen un número. Sólo el banco o el notario conocen el verdadero propietario de la cuenta. En algunos países los banqueros tienen prohibido por ley dar el nombre del propietario a las autoridades cualquiera que sea aquello de lo que le acusen, con lo cual tenemos una nueva capa de la cebolla. No hace falta ir muy lejos para esto: diversos países europeos las tienen. Ya ni tan siquiera podrán asociar sus gastos con usted.¿Suiza? Sí, es el que más suena para lo de las cuentas numeradas. La tradición, los relojes, el lago de Ginebra, los Alpes, Heidi, el esquí... El aburrimiento también. Pero su dinero no sale del país de juerga sino a volver a casa lavadito, ¿verdad? Sus cuentas numeradas han sido siempre las más fiables. Pero hay varios casos de investigación recientes que no dan buena espina. Roldán, por ejemplo. A los ojos del inocente, podría parecer que su tradicional secreto bancario se parece cada vez más a un queso gruyère. Sin embargo, nada parece en peligro salvo que esté relacionado con asuntos notorios. Ya sabe, drogas, política... El problema es que el gobierno, dado el caso, siempre puede tener un interés pecuniario en acusarle de narco. Incluso aunque no lo sea.Quizás haya oído hablar de caso del hermano del ex presidente de México. Una tal fiscal Del Ponte consiguió sin pruebas que el gobierno suizo se quedase con el dinero de este buen hombre. Nunca procesaron a este tipo penalmente. ¿Qué motivo tenían entonces? Quedarse con el dinero. Si no conseguían relacionarlo con las drogas, tenían que devolvérselo.
Por cierto, ahora esta muchachita tan fantasiosa es la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional. En conclusión, Suiza... bien. Pero hay intereses estúpidos que pueden fastidiar la inversión por completo. Para garantizar total discrección, habría que recurrir a agentes más opacos y, por lo tanto, menos fiables y más caros. Pero no se encapriche con Suiza cuando hay más de cuarenta jurisdicciones en todo el mundo que ofrecen un secreto bancario muy estricto y opciones más anónimas que las cuentas numerosas. Empecemos por la A: Antigua y Barbuda, Andorra, por ejemplo. La B: Bermuda, las Bahamas, Barbados. ¿Quiere que siga hasta la Z?Las últimas estimaciones dicen que hay casi sesenta paraísos fiscales en todo el mundo. 4.000 bancos -- o posibilidades para ingresar nuestra inversión -- nos contemplan. El 44% están en América, el 29% en Europa, el 19% en Asia y Oceania y el 10% en África y Oriente Medio. Se estima conservadoramente que controlan cerca de 5 billones de dólares en activos. Nadie sabe la cifra exacta porque para algo el secreto es su máxima garantía. Entre el 25 y el 40% de los fondos que se invierten en las grandes bolsas del mundo tienen su base (legal) en estos centros. Quien tiene dinero, dinero de verdad, va a un paraíso fiscal y luego se lo devuelve. Eso parece evidente de las cifras. El que no, lo deja tirado como una colilla en el banco de la esquina.Por eso los paraísos fiscales que son territorio de un gobierno europeo son más efectivos. Las mismas ventajas y un verdadero estado de derecho que respalda sus bienes, incluso los que son secretos. Derechos garantizados. Y, además, cientos de bufetes de abogados dispuestos a garantizarle que nadie utilizará fraudulentamente su empresa. Ése es su negocio. Si algo le ocurre a su dinero, se les acabó el negocio. Y además, con altas probabilidades de que terminen en la cárcel. Nadie va a invertir a Liberia o Uganda, que también son paraísos fiscales. O a Montenegro, ahí, a la derecha de Bosnia. Nadie cumple la ley de tráfico en esos países, ¿cómo para cumplir con el código de sociedades? Son paraísos fiscales para bucaneros. Cualquier golpe de estado y un militar corrupto se queda con su empresa, con su banco, con todo. Y luego es imposible recuperarlo. ¿A quién le va a protestar? ¿Al que le robó el dinero? La rentabilidad es altísima en estos países, pero el riesgo es máximo. Por eso allí sólo están los más audaces. O los que tienen el dinero más negro, que necesita muchos centrifugados. Y nunca mejor dicho lo de fugados. Quizás muchos son centi-fugados.¿Por qué han constituido bancos allí específicamente? Los 10 billones de pesetas en pasivos que tienen las instituciones financieras españolas indican que algún beneficio debe haber. Algo debe tener el agua cuando la bendicen. Mire este recorte de periódico: "La gran banca ganó 217.000 millones de pesetas en paraísos fiscales". El 49% de ese dinero lo ganaron en las Islas Caimán. En realidad, la noticia sólo se refiere al BBV y al Santander. Si se cuentan los quince bancos que están allí, la cantidad sube mucho. O sea, que están allí porque ganan dinero. ¿Y por qué ganan dinero? Confiemos en los expertos de este mundillo cerrado y casi secreto, donde la información sólo corre boca a boca.
Le cito a John Matthewson, antiguo director de un banco caimano: "Sin la garantía del secreto bancario, no hay ninguna razón para que un ciudadano occidental tuviese una cuenta en las Islas Caimán." Sobre la base del férreo secreto bancario calculaba por lo bajo que aproximadamente el 100% de sus clientes estaban evadiendo impuestos. Y como la evasión fiscal no es un delito en las Caimán... Claro, que no todos los 584 que existen establecidos en Caimán, incluyendo quince españoles, tienen que ser como el del señor Matthewson. ¿Pero por qué cree que recurren a las Caimán existiendo la posibilidad de aplicar la "creatividad fiscal" del ministro Piqué?¿Le parece poco que se haya garantizado su anonimato con una cuenta numerada respaldada por un secreto bancario que se cumple a rajatabla? Bueno, claro, alguien puede robar los datos y presentárselos a un tribunal aquí. Un empleado resentido del bufete de abogados, por ejemplo. El problema no es grave: no irá a la cárcel porque nadie autentificará sus documentos. La ley internacional inutiliza las pruebas obtenidas ilegalmente. Incluso puede que no existan tales documentos auténticos. Luego, el estado en el que usted suscribió la cuenta perseguirá al ladrón y de paso le librará de su condena. Es la obligación mínima de un estado: tienen que garantizar la credibilidad de su sistema financiero para que funcione la economía de mercado. El único que acabará en la cárcel es el empleado resentido. Pero bueno, usted a lo mejor ya ha salido en los papeles. Y ni usted ni yo queremos que se esto salga a la luz, ¿verdad? Tengo soluciones por la varias vias.Ah, se me olvidaba. Un paso previo. Algunos países dicen obligar a sus instituciones financieras y parafinancieras a aplicar la política de "conoce a tu cliente". Ahora quieren ampliárselo también a los abogados. Significa que deberán investigar su pasado para comprobar que el saldo de su cuenta corriente se corresponde con lo que pueda sospecharse que puedes ingresar. Supongamos que hemos ido a dar con un banco especialmente escrupuloso y que tiene interés con cumplir la legalidad. ¿Cree que van a gastar el dinero en eso, en investigar en otro país, donde puede que no tengan una sucursal, quien es usted? Los bancos se manejan con márgenes demasiado estrechos como para malgastar su dinero en estas tonterías. Y siempre puede encontrar un empleado que esté demasiado apremiado por su hipoteca y necesite ganar los puntos de la prima por rendimiento de capital captado.Dado que ellos no van a gastar mucho dinero, usted tiene en la mano demostrar que es fiable. Un traje Armani suele ser una carta de recomendación excelente. Muchas tarjetas de crédito que se te desparramen por la mesa durante la entrevista ayudan. Esto llevará a pensar al empleado: todos esos bancos ya hicieron sus propias averiguaciones y usted -- o su empresa -- son trigo limpio. Pero por lo general con el "conoce a tu cliente" ocurre como con el dicho sobre los créditos: si debes un millón, tienes un problema; si debes mil, el banco tiene un problema. Preséntese con mil millones en cualquier banco del mundo y ése será su mejor aval. ¿Quién que no sea un poderoso puede tener ese dinero? En el peor de los casos necesitas una carta de recomendación. Veamos, podemos pedírsela a algún amigo influyente que pueda firmar con algún membrete importante: por ejemplo, en el gobierno. Un gran banco también está bien.Mire este recorte del Wall Street Journal. 1997: el propietario de una casa de cambio ubicada en Santiago de Chile recibió el ofrecimiento de 750.000 dólares americanos -- ya le dije, siempre dólares -- para comprarle una casa. El interesado decía ser un mexicano de nombre Juan Arriaga Rangel. El cambista se comunicó con la oficina del Citibank en México, en donde contactó con un chileno que dirigía el departamento de banca privada en ese país, uno de los más activos del mundo. Al día siguiente en su fax estaba la carta de recomendación: "Juan Arriagada Rangel -- se equivocó ligeramente en el apellido -- es conocido en México como un brillante ganadero, fantástica persona, tal, tal". Casa comprada. Al final resultó que el tal Arriaga era el más poderoso narco mexicano, que no se había bajado de las primeras páginas de los periódicos desde hacía años.
Si un narco de ese calado consigue una recomendación, ¿por qué usted no?El Citibank dijo que no se hacía responsable de las actividades privadas de su empleado. Pero suena sospechosamente parecido a lo que decía un informe del Ministerio del Interior francés de 1984. Le cito de memoria: "Si, por el motivo que fuere, se ven expuestos al escrutinio público en un caso de blanqueo, la estrategia pasa por descargar toda responsabilidad sobre un gerente poco cualificado de una sucursal, preferentemente de provincias, al que se calificará de poco escrupuloso y que aparentemente será abandonado a su suerte." Estas cartas de recomendación que algún amigo suyo pueda hacer también ayudarán en los pasos siguientes.Volvamos a lo nuestro. Ya tenemos una cebollita con tres capas: una tarjeta y una chequera contra una cuenta numera y la falta de cooperación institucional. Quizás necesitemos algo más para evitar que narices entrometidas lleguen a conocernos. El más evidente es que no vaya a firmar los cheques con su firma habitual. Mejor un garabato. La mayor parte de los bancos del mundo autentificarán cualquier cheque con cualquier firma siempre que haya fondos en su cuenta. En la tarjeta haga lo mismo: un garabato que sea fácilmente repetible pero que no dé ningún detalle sobre usted.Claro, claro, así usted puede gastar, pero cada vez que quiera ingresar tendrá que recurrir a las mismas artimañas costosas que le recomendé para su primera... llamémosle gran evasión de la rapiña del fisco. No se preocupe, en el sistema financiero internacional todo tiene solución. Si abrió su cuenta en un banco con sucursal de su país, podrá hacer el ingreso directamente en su cuenta exterior acudiendo a su banco de confianza. Bueno, claro, esto deja rastros. Sin problema. Pero no tendrá mayores probabilidades de ser cogido que si simplemente va al banco y mete el dinero. Lo mejor para esto es cruzar varios bancos de varios países de tal modo que no se sepa muy bien quién es el encargado de informar a las autoridades.Hay muchas posibilidades para elegir.
Las Islas Caimán llevan la delantera en este asunto y hay muchos inmigrantes económicos. Pero estos no llegan en pateras. Se llaman Sabadell, Popular, Banesto, BBVA, Santander, Urquijo, Atlántico... Todos los más grandes. ¿Le doy las direcciones de los bancos allí? Apartado de correos 707, apartado de correos 501, apartado de correos 1040, otra vez apartado 501... No, no, no es que tengan una sucursal. Tienen todo un banco legalmente constituido. Con lo que cuesta aquí crear un banco. 49 de los 50 más poderosos del mundo tienen banco en las Caimán. Le toca a un banco por cada 500 habitantes. ¡Y a cada caimano le corresponden 20 empresas! Eso sí es espíritu empresarial y no la vagancia que caracteriza a los españoles.Una vez creada la cuenta, nos lanzamos al maravilloso mundo del sistema financiero internacional. Pero el hecho de que usted sea el que personalmente saque el dinero puede levantar las sospechas de los malos. No hay que hacer eso. Puede obtener todas las ventajas de la sucursal a la vuelta de la esquina sin la mirada espiatoria en que los bancos se han convertido tras la regulación contra el blanqueo. ¿Cómo? Pues recurra a la banca por correspondencia. Entre su dinero y usted legalmente habrá miles de kilómetros de distancia, pero en la realidad sólo tendrá que bajar al banco de la esquina para manejar sus fondos a su libre albedrío.Pero, definitivamente, la estrella para utilizar una cuenta en un tercer país es la banca por correspondencia. ¿Que no sabe lo que es? Me explico. Es posible que por un mal consejo fuese a escoger en su país de destino un banco X que no cuenta con sucursal en este país. Al final habrá hecho la elección apropiada. Dado que su banco X no tiene ni las ganas ni la intención de pasar por los engorros burocráticos de establecer una sucursal aquí, pues establecerá relaciones de correspondencia con un banco Y que ya esté constituido en este territorio. Seguramente ya la tendría con anterioridad, con lo cual ni tan siquiera les dará más trabajo. Entonces usted acudirá a cualquier sucursal del banco, donde le tratarán como si fuese un cliente del propio banco y le ofrecerán casi todos los servicios disponibles. Entre ellos, ingresar cheques, efectivo, lo que queríamos, que es precisamente lo que queríamos.Lleve el cheque al banco de la esquina. ¿Ingresarla en su cuenta numerada? ¿Por qué dar su número? Mejor, ingréselo sólo al nombre del banco donde está la cuenta. Le da un telefonazo a su agente de inversiones diciéndole que le va a llegar su transferencia, la cantidad ingresada y su número clasificado. Ellos lo ingresarán en su cuenta. Mejor aún, ingréselo a nombre de su propio banco pero en otro país. Ellos se encargarán de llevarlo a su cuenta de cualquier modo. Esto lo puede completar con otra buena elección: que su banco sea tan desconocido que no tenga cuenta corresponsal propia en la sucursal de debajo de su casa. ¿Como que no está allí? Sí, a través de una cuenta corresponsal que tiene en otro banco que a su vez tiene cuenta corresponsal con el banco de la sucursal de la esquina. De este modo sencillo, acaba de poner entre tres e infinitas capas de cebollas que, con la mejor de las voluntades y la legislación más bondadosa, costará entre tres y cuatro años que la policía ser capaz de desentrañar. Y como suma, tiene otra derivada de protección: el banco de la esquina no le considera su cliente y, por lo tanto, no le aplicará la política de "conozca a su cliente". De este modo se sentirán libres de reportar al banco central las operaciones sospechosas que usted realice.De hecho, es muy probable que ni tan siquiera el banco de la esquina le haya aplicado la política de conozca su cliente al banco de la esquina. Mire este texto del Senado americano: "Son pocos los bancos que han establecido un sistema de control automatizado que detecte e informe sobre las transacciones y las cuentas sospechosas de las cuentas de bancos correspondientes. Pero esto parece ser más la excepción que la regla... Incluso cuando el banco americano le llaman la atención algunas transacciones sospechosas o aparecen noticias en la prensa sobre el banco correspondiente, en muy pocos casos esta información se traduce en una revisión de las relaciones entre ambos." Léase el informe completo y le convencerá.Pero este tipo de servicios con un trato tan personal, lamentablemente, sólo los ofrecen unos pocos bancos del mundo: los más avanzados del mundo. La banca privada es la reina. Sólo para clientes exclusivos. Normalmente suelen estar en un paraíso fiscal. Pero a usted le da igual. A través de la banca corresponsal tiene la posibilidad de acceder a toda la red de oficinas de los bancos más importantes del mundo. Todos los grandes bancos tienen estas relaciones con bancos desconocidos de los más minúsculos paraísos fiscales. ¿Citibank? Claro. ¿Bank of New York? Cientos. Hay bancos que tiene más diez mil cuentas de correspondencia abiertas con otros tantos bancos extranjeros. Diez mil oportunidades. De Uganda a Palau. No, no el Palau Blaugrana, una islita minúscula del Pacífico. Sin preguntas, sin investigaciones sobre lo que hay detrás.No, no se crea que es que a los banqueros del futuro les gusta estar a la sombra de una palmera en el Caribe o en la Polinesia. No, no, a ellos no les conducen los placeres terrenales, sólo la racionalidad económica de maximizar el beneficio. Y en los paraísos fiscales no pagan impuestos. Apenas una tarifa plana, como el Internet. De hecho, con la operación de ingreso de su cheque que le he contado están ganando un dinero que no le tendrá que cobrar luego a usted. El dinero que usted ingresó nunca habrá salido del banco de la esquina y llegado a su cuenta. Sólo será un apunte contable que legalmente será verdad para las autoridades de este país. Estará allí, en la cuenta corresponsal del banco generando altos beneficios para el propio banco. Cuando necesite más dinero lo sacarán de la propia cuenta del banco en el banco corresponsal, no de su cuenta. Y de rebote, evitarán cualquier contacto de su dinero con usted. Dado que todos los ingresos de todos los clientes están en la misma cuenta, será imposible para cualquier autoridad discernir qué cheque pertenece a quien.Ah, se me olvidaba recomendarle algo que es importante. No sólo elija el lugar donde abrir su cuenta. Elija también el nombre del banco. John Matthewson, un americano propietario de un banco en las Islas Caimán, cambió el nombre del banco de Argosy a Guardian Bank. ¿El motivo? Hay doce bancos en todo el mundo que comparten ese mismo nombre. Lo común del nombre le permitía dos cosas. Por un lado, facilita las operaciones ante empleados de banca poco expertos que no diferencian entre el European Central Bank, el que emite los euros, y el European Union Bank, un banco que existió realmente en Antigua y Barduda. Por otro, las autoridades de su país tendrían que emitir doce requisatorias de información para saber cuál es su verdadero banco Guardián. Más que banco Guardián, debería llamarse su banco guardián. Así lo percibieron los clientes que llegaron al banco. Todos gente exclusiva. Un golfista profesional, un dentista varios empresarios de éxito, un proctólogo... ¿Proctólogo? El médico del culo, en cristiano. Sin bromas, ¿eh? Un personaje respetadísimo en su comunidad.Si quiere máxima confiabilidad, puede llegar a crear su propio banco. Y luego, por la banca por correspondencia, a operar en todo el mundo. En varios paraísos fiscales por unos miles de dólares que nunca tendrá que presentar en la realidad le abren un banquito. Su propio banco puede emitir tarjetas de crédito, talonarios de cheques, crear páginas web para manejar el banco desde casa. Si tiene dinero, todo eso está disponible. Pero no se lo recomiendo. Esta cosa de dirigir un banco implica dedicarle un tiempo que usted no tiene. Y los empleados que tendrá que contratar para dirigirlo cobran un dinero que luego no le gana. Luego vienen los regalitos a los políticos del paisito de destino. Y éstos no se conforman con cualquier cosita. Son voraces. Además, si usted crea su propio banco, ¿a quien vamos a asesorar nosotros? De algo tiene que vivir mi familia. ¿O no?Bien, ya hemos establecido varios muros de secreto bancario e despiste en el control entre usted, su dinero y las autoridades nacionales de su país. Tantos muros como usted quiera. Pero aún podemos añadir otro grado de secretismo a su actuación: el secreto corporativo. Al fin y al cabo, usted hasta ahora venía actuando desnudo como usted mismo o su empresa. No hay problema, amigo. Crearemos una empresa que se encargará de cubrir totalmente sus gastos. No, por supuesto que en España, no. Al final todo está en el Registro.Habrá que crear una sociedad en el extranjero. Cualquier sitio está bien. Eso retrasa la actuación de los polis de aquí por las mismas vías por las cuales la cooperación judicial está a años luz de ser perfecta en esta materia. Pero si queremos poner un muro adicional a la intromisión ilegítima del estado: cualquier paraíso fiscal. Está prohibido por ley descubrir la identidad del propietario de la empresa. ¿Liberia le parece? ¿Panamá? ¿Hong Kong? Usted poseerá la empresa y, como tal propietario, podrá gastar su dinero a su antojo. Sólo que cuando vaya al Pryca no comprará Pérez Sánchez sino que sacará la tarjeta de Usted Mismo Investments Limited PLC. Lo que farda uno con una tarjeta corporativa que termine en Investment Limited. ¿O no?La formas societarias más populares que garantizan el total secreto de su propietario son las international business corporation: IBCs. Yo las llamo Impuesto Bonificado Comercial. Este impuesto, en lugar de quitarle su dinero, se lo devuelve. Cuarenta años de vida en las Islas Vírgenes Británicas y la mejor garantía de confidencialidad. Existen cientos de destinos que ofrecen este mismo servicio. Fabrican cientos de miles de IBCs como Oscar Mayer produce salchichas. Y seguro que más barato. Hay otras nuevas formas cooperativas aún más complejas y difíciles de detectar, pero las IBCs dan todo lo que un hombre de su altura puede exigir. La legislación en todos esos sitios permite que un individuo establezca un negocio sin que exista un propietario evidente, sin que haya necesidad de comunicar nada al gobierno y, en consecuencia, sin responsabilidades. Esto las hace particularmente apetitosas para la comisión de fraudes. No es éste el caso, ¿no? Bueno, ése es su problema.Las IBCs son sencillamente un paso más de la evolución empresarial. Primero se crearon las empresas para limitar la responsabilidad de modo que las personas pudiesen hacer negocios sin el peligro de perder su patrimonio personal. Se dio categoría legal al riesgo limitado. La primera revolución empresarial. Luego la Bolsa generalizó la separación entre propiedad y dirección efectiva de la empresa. Y ahora viene la segunda revolución empresarial: la de permitir ya no sólo la limitación completa de la responsabilidad sino garantizar el total anonimato de quien posee la empresa. Esto asegura que nadie le va a tomar la empresa al abordaje. Es suya y sólo suya. Y de hecho, nadie más que su abogado en el sitio donde la creó lo sabe. ¿Qué le parece?Si alguien quiere saber algo de la empresa, nadie le dará respuesta. Esto es especialmente útil cuando a la puerta llama el repugnante hombre del saco fiscal. Ni tan siquiera tendrá que esconderse en el cuarto de baño. Alguien, actuando en su nombre, pero que incluso puede que ni le suene su nombre, ya que tiene incorporadas varios miles de empresas como la suya, le presentará al entrometido una ley que dice claramente que aquí no vive nadie. Pero no sólo tendrá a su disposición a este abogado local. Por un módico precio le pondrá a su servicio a toda una camarilla de accionistas y miembros del consejo de administración de su empresa a los que usted no conoce de nada. Si publicidad viene de público, no hay nada que lo demuestre tan claramente como las IBCs: secreto público, publicidad privada. ¿A quién más que a usted le interesa de quién es ese dinero?Ya es usted propietario anónimo de una empresa que el único quebradero de cabeza que le dará será una ridícula cuota anual. Y eso lo hacen por usted desde el propio país. Ni cuotas a la Seguridad Social, ni declaraciones de ventas... Ningún papel en absoluto. Olvídese de que le envíe el arqueo de su cuenta cada mes a casa. Tendrá que controlarlo por otros medios. Tampoco es difícil. Otros se encargaran de hacérselo llegar por medios más seguros.Algunos bancos incluso ofrecen empresas antiguas que han tenido una actividad legal anterior a que usted la compre. Por lo tanto, nadie sospechará que es suya. Y además le permitirá cargarle recibos o algún que otro muerto que tiene por ahí colgados desde hace tiempo. Puede que su flamante empresa haya sido propiedad de un tipo dedicado a organizar vacaciones sexuales con menores en Tailandia. ¿Quién sabe? Cuando se canse de la empresa o empiece a resultar sospechosa se la cambiarán por otra anterior. Casi sin coste.Mire, lea este informe del gobierno americano para ver cómo funciona el asunto de las IBCs: "Lo primero que hizo Citibank fue abrir una cuenta de cheques en Citibank Nueva York con el nombre de fulanito". Fulanito es un alto funcionario mexicano que con un sueldo anual inferior a los cinco mil dólares era capaz de manejar cientos de millones de dólares por todo el mundo. Sigo: "Citibank Nueva York activó luego una compañía privada de inversión de nombre Trocca -- una shell company o compañía cascarón, como las IBCs -- para guardar los activos del fulano. Citibank activó Trocca a través de Cititrust (Cayman), que tiene un inventario de compañías privadas de inversión durmientes..." Como los comandos terroristas durmientes, pero del banco. En fin, "un inventario de compañías privadas durmientes preparadas para ser asignadas a sus clientes. La compañía fue creada en las Islas Caimán, donde se conservaba toda la documentación que relacionaba a este fulano con Trocca y cuyas leyes protegen la confidencialidad de la documentación." Importante: todo es confidental hasta ahora.Siguiente párrafo: "Para aislar aún más la conexión del fulano con Trocca, Cititrust (Cayman) utilizó otras tres shell companies que funcionaban como la junta de directores de Trocca -- Madeline Investments SA, Donat Investment SA y Hitckcock Investment SA." ¡Hitckcock! ¡Qué ingenio para crear compañías! "El representante y principal accionista de Trocca era Tyler Ltd., otra empresa constituida por Cititrust (Cayman). Además, Confidas, una subsidiaria de Cititrust con sede en Suiza, actuaba como director de Trocca y manejaba todos los requerimientos administrativos. Como parte de la relación de banca privada del fulano, Citibank Nueva York abrió dos cuentas de inversión para Trocca, una en Citibank Londres y otra en Citibank Suiza... La documentación que los empleados del banco proporcionaron al gobierno, no puede entenderse si no la explica alguien que esté participando personalmente en las transacciones."¿Qué le parece? ¿Y todo esto sin salir de casa? Para rematar la faena, cuando unas rencillas familiares se cebaron con este fulano, Citibank dijo que no había seguido el código de comportamiento del banco, incluido el "conoce a tu cliente", ni siquiera los requisitos legales de la ley americana porque se lo había presentado el mejor cliente de banca privada del América Latina. Ya le dije antes: es importante una carta de presentación. Casualmente el mejor cliente de banca privada de Citibank en América Latina era un ministro de ese gobierno, al que algunos le calcula una fortuna de dos billones de pesetas. Pero el azar no acaba ahí. Ese ministro había sido señalado como contacto de los narcos por los más importantes periódicos norteamericanos. Eso sí, no es barato: los propios funcionarios de Citibank reconocieron haber cobrado en comisiones un millón de dólares de los cien que se descubrió que había manejado la tal Trotta.Pinta bien el secreto corporativo, ¿eh? Pero antes de crear su cuenta en Panamá, recuerde que sería apropiado abrir una en Liechtenstein. Sus leyes corporativas harían palidecer a las de las Caimán. Es fácil crear un trust de su propiedad y poner a un abogado para que lo dirija nominalmente. Luego le manda a su abogado que se ponga en contacto con un colega en Bahamas y cree otra empresa. A lo mejor uno puede hacerlo todo el solo. El vicepresidente del Consejo de Cámaras de Comercio Británico en la Europa Continental, por ejemplo. También es cónsul honorario de Su Majestad en Liechtenstein. Su empresa matriz da servicios de asesoría en la materia. Pero este hombre al mismo tiempo controla el organismo encargado de regular y promocionar uno de los más paraísos fiscales con mayores grados de secretismo, el de San Vicente y las Granadinas. Su propio hijo es el cónsul de San Vicente en Liechtenstein. Ya sabe, es que las relaciones económicas entre ambos países son extraordinarias.Ya tiene toda una vía de posibilidad de combinar diversas composiciones accionariales entre dos lugares con un secretismo corporativo de escándalo. La paternidad de la legislación que dio cualidad de paraíso fiscal a San Vicente se la disputan este hombre, en estrecha colaboración con la actual ministra de Cultura del país, y un mafioso genovés que fue asociado con el ultraderechista francés Jean-Marie Le Pen y que llegó tan lejos como para estafar al futbolista Roberto Baggio con unas inversiones en minas inexistentes en Perú. El mafioso tiene dos bancos en el país, el actual presidente del país fue su abogado y su hijo fue el cónsul del país en Paraguay. También extensas relaciones entre la dictadura de Stroessner y este paisito del Caribe.Ya tenemos una doble vía. La del dinero, que usted puede obtener al instante. Y la de las autoridades para perseguirlo, que se encontrará con tantos muros infranqueables de secreto bancario como usted quiera y otros tantos de secreto empresarial. Podemos enredarlo todo aún más. Si quiere estar de verdad a la moda, cree múltiples empresas, las unas siendo propietarias de las otras, absorbiéndolas o fusionándose. Es lo que está de moda: las economías de escala y la deslocalización. Y cientos de cuentas por todo el mundo, con sus correspondientes chequeras y sus bancos correspondientes. Podrá utilizarlas a su antojo para sorprender y agradar a su interlocutor. Al que le gusta el esquí le habla de sus negocios en Liechtenstein. ¿El trópico? Granada sin Alhamabra. Nevis suena bien. ¿Que lo racial? Uganda. ¿El Livingston que lleva usted dentro? Nauru, una isla en las antípodas. ¿Quizás la vena empresarial para conectar con el lobby judío? Sus negocios en Israel.Y la seguridad estará garantizada. Hace unos meses me encontré en Anguilla... No, no, una isla británica en el Caribe. Se pronuncia Angüila en inglés. Bueno, pues coincidí en una conferencia de negocios con un tipo que me dijo que la Policía Financiera de Londres estaba pisándole los talones... los talones de las huellas que dejó cuando era un crío. Esos pobres imbéciles del uniforme, con el permiso de Su Majestad, llevaban seis años y medio pelando sus empresas y ya habían conseguido quitarle seis capitas hasta llegar a una shell company en Liberia que el tipo había llamado Congratulations Inc. Nunca consiguieron relacionarle con una sola peseta. ¿Por qué no puede hacer usted lo mismo?¿Aún desconfía porque su nombre podría aparecer al final de la larga lista de empresas y diez o quince cortafuegos insalvables? No hay problema. Tenemos la solución. Puede comprar un pasaporte de otro país. Si usted se apellida García los podrá utilizar a su antojo. Pero si se llama Ugarteburuaga pues tampoco hay problema. Usted tiene el derecho a la presunción de inocencia. Ese hombre no es usted y en la oficina donde lo compró no van a dar datos.Bueno, pero también puede cambiarse el nombre. Varios paraísos fiscales los venden legalmente. Dominica era ideal, barato y rápido. Para toda la familia. Pero todo se cayó desde que apareció un tipo de aspecto chino que quería entrar en Canadá con un pasaporte dominicano con su fotografía y... que decía llamarse Tiger Woods. Es que el chino esté tenía una particular concepción de lo que era ser un tigre asiático.Claro, la foto será la misma y podrían hacer sospechar. También puede recurrir al mercado ilegal, pero esto es menos recomendable. El hijo del estalinista dictador de Corea del Norte se presentó en los Estados Unidos con un pasaporte de la República Dominicana. El pobre incauto quería visitar Disneyworld, que no lo había visto nunca y los americanos no le daban visa...La cirugía estética es demasiado radical y usted no quiere que en su casa lo confundan con otro. Pues compre un pasaporte diplomático. No hay problema: en dos de cada tres países que existen en el mundo pueden comprarse pasaportes diplomáticos. Es ilegal, claro, pero pueden conseguirse. Caro también es. En un país centroamericano los ofrecen en el mercado negro por diez millones de pesetas. ¡Pero lo que iba a chulear usted con su pasaporte diplomático! ¡Y lo que impresiona a los aduaneros, sobre todo! Ningún poli se va a atrever a mirarlo. Si encuentra algo ilegal tiene usted la inmunidad diplomática y podría causar un incidente diplomático que al final termine costándole el puesto. A unos currelas del aeropuerto de Amsterdam se les desparramó la mudanza de un diplomático de Surinam y se les cayeron 700 kilos de cocaína. No ha habido una persecución del individuo. Quizás es que se la metieron sin darse cuenta.¿Que aún no se fía porque sus gastos no tienen justificación? Ponga una tapadera a la coctelera. Mézclelo todo con una actividad aparentemente legal en España. Como otros ponen un diamante en su vida. Coronándolo todo. Una relación exclusivamente empresarial: entre su empresa de aquí y la de allá. Pero sólo usted sabe que el propietario de la empresa es el mismo.Lo mejor es una empresa que genere mucho dinero en efectivo y que no necesite facturas. Sólo usted sabrá lo que realmente gana y podrá hacer disminuir o crecer sus ingresos a efectos contables y fiscales conforme sus necesidades financieras de cada momento. Que quiere comprar una casa, la compra con una abrupta subida de las ventas de su empresa. Una hamburguesería en su barrio, por ejemplo. O mejor, una cadena de hamburgueserías si es que tiene mucho dinero. Si es capaz de que alguna cadena internacional le conceda una franquicia, mucho mejor. Así podrá incluso recibir el premio a la franquicia del mes. No hay nada ilegal en que un hombre emprendedor como usted haga negocio vendiendo hamburguesas. ¿Un cine? También vale. ¿Una cadena de pizzas? Fantástico. ¿Un concesionario de coches de segunda mano? También bien.Bien, una vez que la empresa comience a funcionar, sólo tendrá que llevar las furgonetas blindadas llenas de dinero al banco y mandarlas a la cuenta de su empresa en cualquier lugar. ¿Que necesita una excusa para enviar el dinero al extranjero? No hay problema. Pongamos que al final nos habíamos decantado por los encantos de las falditas suizas. Todo el mundo sabe que las vacas suizas, aparte de dar chocolates Milka, pueden producir una maravillosa carne de hamburguesa. Son las más gorditas y las más felices de este lado de Río Grande, amigo.Claro, claro, alguien puede empezar a sospechar cuando vea que compra carne y no llega nada. A lo mejor es que las han volcado los belicosos agricultores franceses y ni tan siquiera teníamos seguro de viaje. Ni el obligatorio. Pero es que el negocio no es no comprar carne. Hay que comprar una hamburguesa y pagar mil. Ése es el negocio: inflar la factura. Si vendemos mucha carne, tendremos que importar mucha carne. Todo tiene una lógica empresarial interna. Hay cientos de empresas disponibles para producir facturas. Como las mentiras, pueden ser falsas, muy falsas o estadísticamente falsas. Nuestra empresa en las Islas Vírgenes Británicas, que todo el mundo sabe que se dedica a la intermediación ganadera, puede encargarse de esto. Así internalizamos costes.Si en vez de una hamburguesa, es una cadena de electrodomésticos podremos trilaterizar la relación: hacer que nuestro banco correspondiente en Caimán pague los frigoríficos en Alemania, los vendemos y ya está. Todo legal: compramos y vendemos mercancías. Unos importadores cualquiera, pero más baratos que ninguno porque no necesitamos cargar un margen. Nuestro negocio es convertir el dinero negro en oro. Como los chorros del oro. Podremos importar frigoríficos para no congelar la carne de hamburguesas que luego no vendemos.El año pasado, la ministra de Asuntos Exteriores de los Estados Unidos tuvo una reunión ultrasecreta con buena parte de las empresas del Fortune 100, las más ricas del planeta. Quería que controlasen su ventas extrañas a todo el mundo. Gente que va con efectivo y compra grandes cantidades de mercancías. Las empresas no financieras no están obligadas por ley a reportar las operaciones sospechosas ni mayores de una determinada cantidad. O sea, que por ese lado algo hay un camino que ni los más poderosos pueden ignorar. Muchos han entrado a este camino. ¿Por qué no usted?Así estarán completamente justificados sus ingresos a todos los efectos. ¿Que quiere algo de renta personal para gastar? Bueno, eso paga impuesto sobre la renta. Pero tiene dos posibilidades. Puede ser el patrón de la empresa de hamburguesas. Pero eso es demasiado mugroso para un hombre de su categoría. Mejor será que se emplee como alto directivo una de sus cientos de empresas por todo el mundo. Eso no sólo le permitirá comprarse legalmente tres Rolls Royce y varios condominios en Miami en los que departir con nuestra emergente clase empresarial mundial, con Villalonga a la cabeza.Puede ser que quiera hacer aparecer su dinero como renta de tus actividades empresariales, pues se exportan las hamburguesas para Suiza o para cualquier otro sitio. No se moverá nada de su sitio, no se preocupe. No necesita hacer llamadas siquiera. Pero si vienen los chicos de Hacienda tendrá un cubo de basura rebosante de facturas que demuestran todo el dinero que hiciste exportando hamburguesas al Rincón Gallego de Schwartzeinzengl. Todo debidamente justificado, con todas sus empresas comprándole a sí mismo unas extraordinarias hamburguesas de aire.Pero tampoco tiene porqué pagar el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre la Renta. Alguna de sus empresas en el exterior puede concederle un crédito personal o societario y hacer ver a los ojos de Hacienda que está en la más absoluta de las ruinas. Algunos bancos incluso podrán disimular cuál es la empresa que le ha prestado el dinero e incluso aparecer como el origen del crédito. Si es a través de la banca por correspondencia, las posibilidades de que el banco aparente ser el origen del crédito a efectos fiscales aumenta. Luego contablemente el banco lo podrá agregar al capítulo de créditos morosos sin intentar el engorroso trámite de embargarle todos tus bienes. Y eso que tienen sus cuentas a su disposición. Hombre, también podría pagar en cómodos plazos su deuda consigo mismo. Pero casualmente las letras irían a su propia cuenta. Con intereses, eso sí.Y luego dicen que no tenemos soluciones para cada cliente, ¿eh? Como un traje a medida. Y todo dentro de la legalidad más escrupulosa. Incorpórese al mundo empresarial del tercer milenio. No sea tímido. Es sólo para triunfadores.* * *El proceloso mercado financiero internacional presenta un cuadro de geometría variable en el que no son pocos los que sacan beneficios. Unos para dirigir sus empresas criminales de manera eficiente e ilegal: ETA, Osama Bin Laden, Vladimiro Montesinos, Gescartera, el Banco de Crédito y Comercio Internacional... Otros para evadir impuestos de manera masiva. Todos acaban indefectiblemente en las Islas Caimán, en Curaçao... En una época en la que el sector público está parcialmente desacreditado y todos los países están inmersos en duros ajustes fiscales, unos pocos, con el conocimiento y el dinero para pagárselo, colaboran a ahondar esa brecha entre ciudadanos y estado al drenar recursos públicos y al llevar a la conclusión de que la progresividad fiscal es poco más que una quimera de justicia redistributiva. El dinero se desvanece a los ojos de los estados, pero, como la energía, no se destruye, sólo se transforma y vuelve a las manos de sus legítimos o ilegítimos propietarios como una bolsa de monedas atraída por el imán.Cuando uno toma en cuenta la cantidad de dinero que se blanquea, las pequeñas sumas de dinero que recuperan los gobiernos, las pocas personas que son detenidas por cometer estos fraudes y los pocos años de prisión que se gastan, es definitivo que algo está funcionando mal en el mundo. En colaboración intencionada o inconsciente con los delincuentes se encuentran multitud de instituciones financieras internacionales a través de las que circulan billones de pesetas sin la más mínima supervisión estatal. El sector de banca privada (private banking) es prominente en estas actividades. En palabras de Nikos Passas, estos departamentos son "instituciones que facilitan el delito".Hay quienes consideran que esta incapacidad de los estados para controlar los flujos financieros es prueba más evidente de los efectos de la globalización sobre la autoridad estatal. Nada más lejos de la realidad. El sentido es precisamente el inverso. El sector financiero mundial tiene estos agujeros de tamaño monumental porque el estado ha abdicado intencionadamente de su tarea de controlarlo a través de una política intencionada que se ha desarrollado en los últimos cuarenta años.En su conjunto, el mercado financiero mundial de hoy se parece más al de los años veinte que al que surgió de Bretton Woods. Salvo para el caso del blanqueo del dinero procedente de las drogas, no hay ni una sola iniciativa internacional que trate de poner freno a esta expansión desordenada. Los estados han privatizado las tareas de regulación de este mercado, que han dejado casi exclusivamente en manos de sus principales actores con medidas del tipo del reporte de actividades sospechosas. No es que a las instituciones financieras, que actúan en un contexto mundial a tiempo real, estén sometidos a unas obligaciones específicas que les supone unos costes que no merecen. Es que se les pide que apliquen diferentes regulaciones en cada mercado y todos se dicen incapaces de uniformar el terreno de juego. Como era previsible, las instituciones financieras, que no están pensadas ni creadas para proteger a la ciudadanía en general sino que legítimamente buscan el beneficio empresarial, tienen todos los incentivos para mantener un mercado inestable que maximice sus ingresos como el actual. Habrá que esperar a ver si las reformas en otros mercados evitan una nueva crisis del 29.La externalización de costes que han hecho los estados al haber encargado a las instituciones financieras el control del sector financiero internacional es la más ineficiente de las políticas públicas disponibles. Todo se deja en manos de un conjunto de medidas nacionales desordenadas que permiten la supervivencia de un modelo en el que el beneficio no está en la intermediación financiera propiamente dicha que ponga en contacto ahorro e inversión sino en mover los capitales aprovechando los agujeros negros de la legalidad. Y en algunos países, por minúsculos que sean, estos agujeros negros son del tamaño del sol... Aplicando parámetros de coste-beneficio, sólo los varios rescates bancarios de los últimos años o los atentados del 11 de septiembre que fueron posibles gracias a esta peculiar sistema financiero tuvieron un coste muy superior al que hubiese requerido crear una policía del mismo tamaño que el mercado: mundial. Una policía mundial no tiene por qué implicar que se uniformen la capacidad soberana de cada esta de mantener una sistema de incentivos propios en su mercado financiero nacional. La competencia fiscal es perfectamente válida y debería ser alentada como vía para el desarrollo. Simplemente se traduciría en que es posible perseguir a aquellos individuos que cometen delitos graves y flagrantes, lo que no ocurre en la actualidad.Pero que el sistema financiero mundial esté como está no es el producto de las libres fuerzas del mercado, como algunos ilusos o ignorantes quieren creer. Existe porque hay intereses muy poderosos que quieren que siga así. En primer lugar, es la derivada de la preponderancia de una particular visión del liberalismo entre las élites políticas y empresariales del mundo, que al final suelen constituir un único actor socialmente indisociable. Según esta perspectiva, el delito fiscal, que da lugar a todos los agujeros negros existentes, ni tan siquiera debería ser delito: sólo refleja una reacción racional de los individuos a un estado predatorio y a la escasa protección que se le otorga a la propiedad privada. ¿Por qué penalizar a las Islas Caimán por haberse constituido en el ejemplo del capitalismo de tercer milenio, por ejemplo?El segundo elemento que explica la pasividad de los estados a la cooperación en iniciativas sobre el mercado financiero mundial son los intereses personales de esas clases dirigentes. Quienes tienen mayor presencia en este flujo circular del dinero son individuos y empresas que tienen un intenso poder para influenciar las políticas públicas en su propio beneficio. El gestor del paraíso fiscal de Belice era hasta hace poco el tesorero del Partido Conservador británico. Muchos de quienes ocupan puestos de fund raisers en los dos partidos estadounidenses son abogados que prestan sus servicios en paraísos fiscales. Los bancos, al fin y a la postre, ganan mucho dinero con el mantenimiento del estatus actual. Y, en última instancia, los bancos son los que financian los partidos. Pero esta correspondencia entre ideología, estructura social y política pública se enmascara bajo argumentos supuestamente científicos. Cuando se proponen medidas para controlar el mercado financiero internacional se avienta el espectro de la masiva fuga de capitales que produciría un mayor control del flujo internacional de capitales. Detrás de estos espantajos suelen estar sesudos estudios que las propias élites han pagado. Muy bien, por cierto.En tercer lugar, los bancos actúan en un contexto muy competitivo en el que la lucha por los grandes capitales, los más lucrativos, cualquiera que sea su origen, es frenética. Y sus empleados, sometidos a un sistema de primas por activos ingresados, se enfrentarán con dilemas terribles a la hora de restringir sus propios ingresos en base a razonamientos de tipo social o de largo plazo. En conjunto, en mercados nacionales e internacionales competitivos, los banqueros pueden racionalizar su ceguera moral sobre la base de que una inquisición crítica de sus potenciales clientes, ya sean legítimos o ilegítimos, simplemente los desplazaría a instituciones financieras rivales.La razón final para esta falta de control de los flujos de capitales es que los Estados Unidos no han mostrado ningún interés en verificar otros dineros que no sean los de la droga. Los Estados Unidos han alentado a la vez la liberalización financiera y también la lucha contra el blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas, ahora también del terrorismo. Desde los años ochenta, la llegada masiva de capitales a los Estados Unidos por la particular geometría del mercado financiero internacional ha ayudado a enjuagar el masivo déficit comercial y, hasta hace poco el público: sus célebres déficits gemelos. En 1984, las decisiones de emitir bearer bonds y de eliminar el impuesto de retención, que favorecían la evasión fiscal internacional, fueron justificados por la posibilidad de atraer capital externo. Controlar el origen de los mismos ni se discutía. Por el contrario, los empresarios de drogas no introducen dinero al sistema financiero americano sino que lo sacan a sus países de origen, lo cual no conviene a los objetivos de política económica de más amplio alcance. Parecen no percibir la contradicción entre ambos tipos de medidas. Es imposible controlar unos sin los otros.Para corroborar que el estado -- o, al menos algunos estados -- sí tiene capacidad de regular el flujo financiero, es que la lucha contra el blanqueo, aunque limitada, ha sido interesadamente desigual dependiendo de la bandera del banco. Cuando algunos empleados mexicanos del Banco Santander y del BBV participaron en un esquema de blanqueo construido en su totalidad por el Servicio de Aduanas estadounidense, Washington les obligó a aceptar sus condiciones leoninas para mantenerles la licencia en los Estados Unidos. Cuando altos funcionarios del Citibank y del Bank of New York fueron señalados como activos cooperantes del blanqueo, en lo que se asemejaba a una política oficial del banco, no hubo ni tan siquiera la más mínima sanción. Pareciera como si los Estados Unidos considerasen la lucha contra el blanqueo sólo como un instrumento más para garantizar la supremacía de su sector financiero en el mundo y no como un medio para mejorar el nivel de vida de los ciudadanos y la eficiencia general del sistema.La actual geometría variable del sistema financiero internacional genera externalidades negativas de tal calibre que son bastante superiores a los beneficios que unos pocos obtienen. Y no sólo es que los estados podrían mejorar sus cuentas públicas con medidas para corregir sus desvaríos. Es que también mejoraría la justicia redistributiva de la actuación del estado facilitando la igualdad de oportunidades, o al menos evitando la regresividad de facto del sistema impositivo. Y lo último y seguro que más importante, tendrían una verdadera oportunidad de "cortar el flujo financiero que es la sangre del terrorismo y el crimen organizado": de las Al Qaedas, las ETAs y las Gescarteras.

sábado, 27 de enero de 2007

The incredible hulk








Pre-Hulk Bruce Banner History.






While everyone is aware of what Bruce Banner has gone through after that fateful day when the Gamma Bomb went out and he became the Hulk, few know his history before that event. He had a very complicated and hard life which effected him psychologically and led to the formation of the different Hulk Incarnations. Bruce's parents were Brian and Rebecca Banner. As a child, Brian, along with his mother, was subjected to severe psycholigical and possibly physical abuse from his father. Brian felt his father was a monster and was afraid that he had inherited the monster gene also and had no plans to have any more children so that he would not have the possibility of doing to his children what his father did to him. During college, Brian met and married Rebecca who was anxious to start a family. Brian never shared his personal history with her or of his desire to never have children. He was the youngest person to graduate from his college with a Ph.D. and he got his degree in physics. His post-graduate options were unlimited but he settled on going to Los Alamos to work on a government project to find a source for clean nuclear radiation. The stress of the job led Brian to start drinking which also led him to become more erratic and quick to anger with Rebecca and his fellow employees. After one night of excessive drinking, Brian tried to work on his project and accidently caused an overload of the equipment. Brian was court-martialed and released from the project. Even though he was behind a shield when the overload occurred and multiple doctors examined him and found nothing, Brian still felt that some amount of radiation go through and affected his genetic structure and was even more convinced not to have any children. Brian eventually found a job and started to try and pull his life together when Rebecca announced that she was pregnant.Rebecca had problems during the pregnancy although what the complications were are not known. After the birth in Dayton, OH, Bruce was kept in extensive care for observation and examination but the doctor's found nothing out of the ordinary. He was also examined for any trace radiation due to Brian's exposure but none was detected. Brian, still thinking that something was wrong with Bruce, would try to spend at little as time as possible with him. When Brian and Rebecca would go away, they would leave Bruce with a nanny who showed no affection or attention towards Bruce. On Christmas morning, when Bruce was approximately four years old, he woke up early and snuck down to the Chrismtas tree. He opened one of his presents, which was an erector set. He managed to put together a very intricate structure in little time. Brian came down and smashed the structre, saying that Bruce was a freak and that someone his age should not be able to do that. He thought that the radiation had altered his Bruce's brain, making him super-smart, and would have probably killed Bruce had Rebecca not come into the room at that moment. Rebecca tried to get in the way and Brian hit her. When Bruce tried to run to his mother, Brian hit him also. Brain looked at Bruce and called him a inhuman monster. It was finally now that Brian admitted he never wanted a child. A few years later, after much physical and mental abuse to both Rebecca and Bruce, Rebecca packed suitcases and tried to leave with Bruce. Brian catches them at the car before they leave and starts to struggle with Rebecca. Bruce yells to his father to let his mother go and that he will be good but Brian throws Rebecca to the ground and kills her. Bruce runs to her side and just sits there beside her lifeless body. It is at this point where Bruce shuts down all his emotions and his mind starts to bifercate, setting up the MPD. During the resulting trial for Rebecca's death, Bruce tried to cover for his father but Brian was overheard gloating over the fact that he had forced his son into lying for him. Brian was sentenced to a mental institution and as he was taken away, he yelled at the young Bruce that he would get him for this.Bruce was sent to live with his months sister, Mrs. Drake. When he grew older, he attended Science High School. Due to his extremely high intelligence level and the fact that he had for all practical purposes turned off his emotions years ago, he had no friends as the school and was subjected to harassment. The headmaster showed concern for Bruce and his unresolved anger and feelings about his father and his mother's murder. Bruce attended Desert State University in undergraduate college. It was here that he came into contact with Susan Jacobson and attempted to start a relationship with her. After a few months, Susan was concerned because Bruce hardly touched her at all. Later, during a situation, Bruce grabbed Susan and she got scared because he seemed to become a different person. She broke up him after that.Bruce next attended an unknown medical college where he met Angela Lipscombe and started a relationship with her. Some of the other personalities where able to make their presence known as Bruce was able to create an initially stable relationship with Angela and was able to show her affection and emotion. At the end of med school, Angela got a research grant for her work quickly but Bruce had trouble getting anybody to be interested in his proposed work:"Predicting the spontaneous formation of Gamma Particles in a vacuum." Whether it was jealousy or other personalities breaking through, but Bruce let abruptly without saying good-bye to Angela .Bruce was able to attend graduate school at the California Institute of Technology. He studied nuclear physics. Bruce could possibly have picked the same field as his father research as some sort of sub-conscious way to seek approval from his father.After graduation, Bruce pitched the idea of a gamma bomb to General "Thunderbolt" Ross which would destroy metal, bricks, etc but leave people alive. After giving his pitch, Bruce was notified that his father was being released from the mental hospital after fifteen years. Bruce talked to the doctors but they felt he was ready to rejoin society. Bruce let his father stay with him for a short amount of time and Bruce admitted freely that he thought his father was still disturbed. Brian broke down and blurbed out the fact that his father had done things to him but it was obvious Brian Banner was up to something. Brian was acting stranger and stranger and Bruce said he should maybe check himself back in for more therapy. Brian shouted that maybe he had gotten better in the mental hospital because he was away from Bruce. Bruce just walked away and went to his mother's burial site because it was the anniversary of her death. Brian followed him there and started talking again about how Bruce was evil. They got into an argument which let to a physical confrontation. Bruce was on the ground and Brian was about to jump on him when Bruce pushed him back with his foot. Brian stumbled back and cracked his neck on the Rebecca's gravestone. Bruce went on to work at a nuclear research facility at Desert Base in New Mexico to work on the Gamma Bomb in conjunction with the government. The rest, as they say, is history. Link to article






The Hulk (Dr. Robert Bruce Banner), sometimes referred to as The Incredible Hulk, is a fictional character, a superhero appearing in the Marvel Comics Universe. Created by Stan Lee and Jack Kirby, the Hulk first appeared in Incredible Hulk # 1 (May 1962). He has since become one of Marvel Comics' most recognized superhero characters.
After nuclear physicist Dr. Robert Bruce Banner is caught in the blast of a gamma bomb he created, he is transformed into the Hulk, a raging monstrosity. The character, both as Banner and the Hulk, is frequently pursued by the police or the armed forces, often as a result of the destruction he causes. While the coloration of the character's skin varies during the course of its publication history, the Hulk is most often depicted as green.
He is featured in a number of animated series, a feature film directed by Ang Lee, and a long-running television series and spin-off television movies starring Bill Bixby as Banner and Lou Ferrigno as the Hulk. Article from Wikipedia












Things change......Viernes noche

VIERNES

The world was on fire
no one could save me but you

¿Gafas o lentillas? Piensa, decide. Lentillas, más sexy, más cool, ¡más overpower!
No me afeito, me mola la pseudo barba de “adulto” conseguida tras semanas sin rasurarme, a lo George Michael, se sale.
Colonia, Aqua di Gio, de Giorgio Armani, la chavala del corte ingles me dijo que le encantaba.
Ropa, mmm, pantacas vaqueros medio rotos, botas militares color morado camiseta verde algo roída. Limpio y sucio, interesante, demoledor, peligroso…voy a quemar Madrid, haré de la noche mi amante y de sus chicas mi comida ¡ñam!
Gomina, pelo mojado, dientes limpios… estoy de la ostia.
Los colegas, los porros, el buga, todo listo, la guerra aguarda y esta noche mi infiltración en las líneas enemigas será perfecta. Visitaré el jardín prohibido y haré de los montes gemelos mi monumento.
Suena el portero, me espera el carro de combate, armado y a tope de gasofa.
Centro de operaciones a invadir: Teatro Kapital.
Bajo la ventanilla, el aire nocturno mueve mi pelo, aclara mis ideas, fumo, dejo el humo escapar de mi boca lentamente mientras sonrío, soy un puto cazador nena.
Treinta minutos para aparcar, no importa, son las 12 y Kapital me abre sus puertas, tengo dieciocho años, soy Dios.
Cola de media hora, las 12:30. Hora estimada de entrada: 1:00.
Oscuridad, pasos vacilantes, cierto respeto a lo que me encontraré. Bang bang luces, música, colores, aromas, y… el enemigo a batir: ¡pibas! ¡Miles, millones de pibas!
Miro a los colegas con cara de baboso retardado y ellos me responden de la misma forma ¡Esta noche triunfamos como la Pepsi!
Armas de seducción masiva, fortunita light, pasta pa copichuelas, algún porrete para las más atrevidas y…el palique. Mil frases aprendidas ¡Rompecorazones! Eso es lo que eres. Caminas mirando a todas partes, ocultando las babas e intentando parecer interesante.
Suben las gogo´s y no es lo único que sube, ya me entiendes. Tengo el misil atómico en plena cuenta atrás, calma coño, piensa en algo… las notas. Joder que bajón, no, si al final lloraré.
¡Whisky te necesito! Hasta los mejores guerreros tomaban sus pociones de poder. Yo soy un soldado, la elite coño, hoy venceré.
Como está la camarera, madre de Dios. No atino a decir qué quiero tomar, ni a la segunda ni a la tercera, balbuceo como un bebé, seré gilipollas. Ella me sonríe, me entiende, está buena y lo sabe. Se aprovecha de ello. Vale nena, apúntate un tanto. Pero yo ganaré la guerra.
A mi lado dos objetivos, vestidas de seda con aroma a jazmín, piel canela, ojos de agua. Me miran, me han pillado babeando ¡Coño que putada!
Camino entre la multitud de danzarines con el pene-radar cargadito de pilas. Tu-tu, tu-tu…menc, menc, alerta, alerta, gorda, ¡una mina! ¡Badabum!
Una rubia impresionante. A mi me gustan las morenas, pero esto es la guerra: tío Sam me ha otorgado un objetivo y yo soy su soldado. ¡A cumplir marine!
Me mira, me sonríe, me indica que me acerque con la mano. Ohhhh triunfada.
Tras 30 minutos de charleta uno descubre que: tiene novio, esta super enamorada de la muerte, el novio se ha ido con sus colegas, estaba aburrida, quería volver a sentirse irresistible. ¡Puta!
Flashes, humo, calor, frío, subidón. Se eriza la pelusilla de mi nuca, alguien me mira. Ojos almendrados, pelo castaño corto. Top amarillo, pantalones ajustados, zapatos de tacón. Me sonríe. Todas mis alarmas saltan. Cargo las balas del palique. Me acerco, me sigue sonriendo. Coño que de verdad es a mí. Las palabras salen atropelladamente, me contesta, le interesa mi estúpida conversación. No la oigo, su nombre se pierde en la música. Entonces llega. La amiga, el callo, el ser abominable de las profundidades del abismo. Me mira como si fuese un ladrón a punto de robar su mayor tesoro. Me enseña los dientes de hiena, sus uñas de bruja arañan la fina telaraña de seducción que laboriosamente había tejido entorno a mi suculenta presa. Se la lleva, se va, la arranca de mi lado y se confunden entre la multitud. Joder, joder, joder ¡ZORRA!
Mis colegas se han acercado un grupito de objetivos. Como buen Ranger acudo en su ayuda. ¡Uh Ha! Besos, me dicen su nombre, pero no me interesa, lo olvido al instante. Sigo el rollo, aguanta soldado. Tengo una copa llena en la mano y cierto colocón, esto me asegura media hora de absoluta nulidad, mejora mis condiciones de aguante y paciencia. Una hora después, la sonrisa se me ha torcido de tanto forzarla. Paso de esos muermos y me encamino a la barra… eso, ahoga las penas soldado.
La camarera de antes, simpática, charla conmigo, me entretiene, la miro a la cara, mírala a la cara, joder, a la cara, las mujeres tienen ojos, no bajes capullo, sube la vista, sube, no bajes más, ojos, ojos, las mujeres tienen ojos…no, no, no, no le mires el escote, sube la mirada! Ahhhhhhhhhhhhhh ¡que la cagas soldado!
La noche se acaba, cambian el estilo de música…baladas. Parejitas besándose, agarrados, qué tierno… ¡Unos cojones, yo quiero una para mí!
Tienes tu oportunidad, vamos tronco, trinca a una por banda y sácala a bailar. No quedan, bueno sí, unos enormes seres con bigote llamadas camioneras y tíos, una completa plantación de nabos. Mis amigos se han liado con las gremlins ¿Pero estas cosas no tenían prohibido comer después de las 12:00? Espero que no llueva.
La barra del bar ya es mi colega. Con un codo apoyado, fumo y bebo. Voy borracho, tengo la boca pastosa de tanto piti, me duele la cabeza, la garganta, vamos como si me hubiesen reventado a mamporros. No queda donde rascar, el enemigo ha vencido, hoy me voy sin medalla.
6:00 más pedo que Alfredo. No me he comido un rosco. El colega del coche ha triunfado y se ha ido con una piba. Me tocará metro, lleno de parejitas dándose el lote a saco y tu mirando como gilipollas. Autobús, cama. Y Mañana será otro día.


Sábado, ¡arriba marine!

¿Gafas o lentillas? Piensa, decide. Gafas, más sexy, más cool, ¡más overpower!
Me afeito, no me mola la pseudo barba de “adulto” conseguida tras semanas sin rasurarme, a lo George Michael, no triunfa.
Colonia, D´ior, de D´ior, la chavala de Juteco me dijo que le encantaba.
Ropa, mmm, pantacas vaqueros medio rotos, botas militares color negro, camisa blanca inmaculada. Limpio, interesante, demoledor, peligroso…voy a quemar Madrid, haré de la noche mi amante y de sus chicas mi comida ¡ñam!
Gomina, pelo mojado, dientes limpios… estoy de la ostia.
Los colegas, los porros, el autobús, todo listo, la guerra aguarda y esta noche mi infiltración en las líneas enemigas será perfecta. Visitaré el jardín prohibido y haré de los montes gemelos mi monumento…


Hay una guerra que ganar…¡SOLDADO!

What a wicked game to playto make me feel this waywhat a wicked thing to doto let me dream of youwhat a wicked thing to sayyou never felt this waywhat a wicked thing to doto make me dream of you


Circunflejo

martes, 23 de enero de 2007

.................................COMER


La oferta de la Boqueria se amplía con pequeños locales donde podemos comer y beber. Hay un total de 10 establecimientos de dos clases distintas; los "Kiokos" bar para tomar un café, un refresco o un aperitivo y pequeños bares-restaurantes para sentarse en tamburetes y saborear los económicos menús o los platos más típicos, sin salir del mercado. Entre ellos, encontramos el Kiosko Universal para tomar un recomendable menú del día, el bar Pinotxo con la amabilidad del Juanito, encargado del bar y personaje clave en la Boquería a lo largo de los años, que nos cuenta como ha ganado el mercado con su remodelación. También podemos tomar alguna tapa en el Bar Quim de la Boquería o comer un rico chocolate con churros en el bar Sant Josep. Al final del mercado, en la Plaza Garduña, encontramos un restaurante que lleva el mismo nombre, reformado con las últimas obras de reestructuración del mercado, que ofrece platos de cocina mediterránea y catalana a diferentes precios, y menús del día .
Recomendamos comer en alguno de los lugares que acabamos de nombrar, pero si en caso de preferir comer a la carta, el mercado de la Boquería está rodeado de conocidos restaurantes donde elegir suculentos platos de cocina mediterránea. Tal es el caso del restaurante El Turia, http://www.barcelona-on-line.es/elturia, en la calle Petxina que ofrece platos renovados y variados, pescados, marisco y un económico menú de mediodía.También destacamos El Convent, en la calle Jerusalem, especialista en cocina catalana y el restaurante La Palmera que ofrece cocina de mercado, situado detrás de la Boquería.


El mercado de la Boquería se encuentra en La Rambla 101 y abre sus puertas de 8:00 h. de la mañana a 20:30 h. de la noche.

lunes, 22 de enero de 2007

Ring-a-Ring o' Roses



Tony Rogers here poses the following question:
"Does the nursery rhyme Ring-a-Ring o' Roses really commemorate an outbreak of bubonic plague?"


The following nursery rhyme commemorates a specific historical event:


Ring-a-ring o’ roses,A pocket full of posies, A-tishoo! A-tishoo!We all fall down.


That event being, of course, either the Great Plague of London (1664-6) which killed 70,000 people in south-east England, or possibly the Black Death, which in five years in the middle of the 14th century wiped out a full third of Europe‘s population.

Well, I’m here to confess to you that I’ve learned the error of my ways. It would seem that modern experts, including Iona and Peter Opie (editors of The Oxford Dictionary of Nursery Rhymes, 1951) and Gloria T. Delamar (Mother Goose: From Nursery to Literature, 1987), are very sceptical of the idea of any bubonic plague being the inspiration for Ring-a-Ring o’ Roses.
It is tempting, of course, to see a plague as the source of the rhyme. The “roses” could plausibly refer to the rash that always accompanies the disease, the “posies” to herbs and spices used to sweeten the air, while “a-tishoo” would represent the sneezing, and “we all fall down” would imply inevitable death. A related conjecture would have it that the “ring” referred to the red spot that marked the onset of the disease.


No doubt, the belief arose because a handful of nursery rhymes do derive from historical events or personalities, like Little Jack Horner (Thomas Horner of Mells), The Brave Old Duke of York (probably George III’s son, Frederick), Jack Sprat (Archdeacon Pratt), and Humpty-Dumpty (Richard III — maybe). Nevertheless, as a rule,
[a]lthough many ingenious theories have been advanced attributing hidden significance, especially political allusions, to nursery rhymes, there is no reason to suppose they are any more arcane than the popular songs of the day. (Encyclopaedia Britannica)
For Ring-a-Ring o’ Roses the case today seems clear. It is no more than a nursery chant, first recorded in print in 1881, one “which instantly rises from the lips of small children whenever they join hands in a circle”. (Opie) There are several variants of the song, and in none of them do the words imply any reference to the Great Plague.

Furthermore,
. . . the time-lapse between the plague and the appearance of the game, diminishes . . . [the plague] theory. Satires are almost always written about then-current events . . . The [plague] interpretations continue to surface, however, probably because people in some perverse way would like to believe that the innocent rhyme has a grim history. (Delamar)
(The Black Death, of course was even more remote in time from the first appearance of Ring-a-Ring o’ Roses, and thus even less likely to be the idea behind the verse.)
In short, the whole far-fetched bubonic edifice can be seen — if I may be so bold to put it in this non-Shakespearian way — as no more than the speculative jerry-building of “a house on both your plagues”.
Yet if you thought all that was too much, consider this. There’s a fellow on the Internet, one Rich Stoney, who believes strongly that “some versions of Ring a-round a Rosy are based on the mythology of the Hindu god Shiva”.
In particular, he identifies the rhyme’s source as Shiva’s Dance of Bliss, which “re-energizes life”. From his point of view, the sneezing interpretation of “A-tishoo!” is quite wrong:
I suggest that in reality, it is coughing as a result of his violent dance actions during which mountains are flattened and the cosmos themselves [sic] are destroyed.
Those who have recovered sufficiently to read on may now relax to the sound of a nice example of a 1949 parody which the Opies provide:
Ring-a-ring o’ geranium,A pocket full of uranium,Hiro, Shima,All fall down.
The Oxford Dictionary has a germane quote, too, albeit a quite mysterious one, from The Times (1/4/1974, 1/8):
Strong men blenched and broke into a sweat of embarrassment when made to dance "Ring-a-ring o’ roses" in public outside Guildhall.
Tarnation seize me! What was going on outside Guildhall? If one of our readers gets to check this out before I do, I’d love to hear the full story.
But note that date.


"Ring Around the Rosie" has many different variant forms which omit some of the "plague" references or clearly have nothing whatsoever to do with death or disease. For example, versions published by William Wells Newell in 1883:

Ring a ring a rosie, A bottle full of posie, All the girls in our town, Ring for little Josie.
Round the ring of roses, Pots full of posies, The one stoops the last Shall tell whom she loves the best.

Or this version from Charlotte Sophia Burne's 1883 Shropshire Folk-Lore:
Ring-a-ring o' roses, A pocket full of posies, One for Jack, and one for Jim, And one for little Moses. A-tischa! A-tischa! A-tischa!

Or this version collected by Alice Gomme and published in the Dictionary of British Folk-Lore in 1898:
Ring, a ring o' roses, A pocket full o' posies, Up-stairs and down-stairs, In my lady's chamber -- Husher! Husher! Cuckoo!

Cuando haces "POP" ya no hay "STOP"



El pulpo es un marisco muy conocido por todos que se clasifica dentro del grupo de los moluscos blandos. Goza de gran interés gastronómico en la cocina atlántica y muy particularmente en la costa gallega. Por ello, es interesante conocer la manera que preparan este manjar en tierras gallegas y poder degustarlo en otras regiones de España. La receta típica de cocinar este marisco en Galicia se conoce como Pulpo a feira. El pulpo se cuece, se trocea en rodajas y se aliña con aceite de oliva, sal y pimentón. Esta preparación sabe mucho mejor si se sirve sobre un plato de madera.
La clave: ablandar su carne
Por lo general, el pulpo se vende limpio y con la carne ablandada, pero es conveniente ablandar algo más su carne antes de cocinarlo. Esto se consigue congelando el pulpo durante dos días para matar el nervio, ya que al transformarse el agua del propio alimento en hielo, éste ocupa un mayor volumen y hace que se rompan los tejidos y por tanto la carne queda más tierna. Se consigue también el mismo resultado golpeando la carne del pulpo contra una superficie dura, sin necesidad de congelarlo.
Si se ha decidido congelar el pulpo, un día antes de cocinarlo, se descongela en el frigorífico sobre una fuente para que escurran los jugos. Para cocerlo, se pone al fuego una cazuela con agua y una cebolla y cuando rompa a hervir se añade el pulpo. Se debe hacer sujetándolo por la cabeza y durante tres veces seguidas, se mete y se saca de la cazuelea, antes de soltarlo definitivamente; a esta técnica se le conoce como "asustar el pulpo".El tiempo de cocción depende del tamaño de la pieza; así por ejemplo un pulpo de un kilo y cuarto se cocinará durante treinta y cinco o cuarenta minutos. Una vez cocido se retira del fuego, se tapa la cazuela y se deja reposar unos 15 minutos para evitar que se caiga la piel. A la hora de servir, se corta en trozos no muy gruesos y se sazona con sal y aceite de oliva virgen. El toque final se consigue espolvoreando sobre el pulpo una mezcla de pimentón dulce y picante, según el gusto de los comensales.

domingo, 21 de enero de 2007

Carnival aca ............the freak show




My favorite is this 50 year old chubby riddler with his cane. He is kind of kicking the bad guys ass.







"Suit" yourself:




Organizar mi tiempo

Quiero aprender muchas cosas, quiero hacer más todavía, quiero divertirme y gozar de todo lo que la vida me ofrece. Pero no se por donde empezar para dar abasto, para ser un poco más eficiente, para que me cunda el tiempo.
A veces me planteo hacer algo en firme, con más o menos ganas, entonces me pongo a currar sin desviarme ni entretenerme en otra cosa, pero no llego demasiado lejos, no me cunde el trabajo, no veo el fruto. Y entonces me desanimo y al día siguiente me pongo con algo que sea más gratificante aunque tampoco me lleve a ningún sitio.

Y así voy acumulando proyectos, tareas, lecturas y chapuzas. Algunas las voy dejando por imposible, otras se postergan indefinidamante y otras las acabo a trancas y barrancas (bueno de vez en cuando también hago algo rápido y a tiempo. Así voy tirando, pero no estoy nada de contento, ¿qué me pasa?, ¿porqué no logro organizarme?.

Algunas soluciones que se me ocurren:

Hacer un planificación mensual, semanal y diaria: lo que llamariamos un sistema formal de organizal el tiempo, luego la vida es mucho más informal y constantemente nos salimos del plan pero este siempre nos ayuda a mantener el rumbo.
Llevar una agenda.
Cortar las distracciones. ¿Cómo?
Apuntar todo "lo que va surgiendo" mientras estoy en otra cosa y dejarlo para un momento más oportuno.
No errabundear de una cosa a otra sin objetivo definido. Bueno de vez en cuando hay que hacerlo pero si se convierte en práctica habitual llega uno al hastío. Aprovechar esos momentos de indecisioón para volver a los planes.
No podemos parar el tiempo pero podemos adelantarnos a él. ¿Cómo? Planificando, preveiendo y preparándose.
Aprender a decir "no". Aprender a delegar.
Planificar bien los proyectos a realizar
Algunos consejos que he encontrado por ahí:

Aprende de la regla de los cuatro cuadrantes.
No pienses que "no tienes tiempo", piensa mejor que "tienes demasiado que hacer". Entonces puedes coger el toro por los cuernos: puedes priorizar las tareas, eliminar las innecesarias, reducir algunas y delegar otras.
Si tuvieras "todo el tiempo del mundo" y las mismas cosas que hacer que ahora, ¿qué harías primero?
Dedica una parte del tiempo a "afilar tus herramientas".
Aplica a tus tareas caseras el estandar ISO 9000.
¿No te crees nada? ¿Has intentado todo esto pero no obtienes resultados? Hay quien dice que aprender a gestionar el tiempo es una disciplina que hay que interiorizar, como el escribir a máquina o conducir un coche, por tanto no te rindas a la primera, usa estos consejos como hábitos diarios aunque al principio no veas los resultados, te atasques o se te vaya todo el tiempo organizando tu tiempo. Y si finalmente logras algo, o nada, pásate por estas páginas y cuenta como te ha ido.

Artículo entero en Wikijuanan

Otros artículos del autor:(que más de uno debería leerse)

- Como evitar desorganizar a los demás
- Ladrones de tiempo